La dieta amiga del cerebro: qué comer

Para beneficiar al cerebro y optimizar sus funciones hay algunos alimentos que son de suma importancia, entre ellos, pescados y mariscos, frutos rojos, espinaca, ciertas hierbas y especias, té verde, café, huevos, palta, nueces y semillas y vino.

Los alimentos que se encuentran primeros en la lista son los que poseen ácidos grasos esenciales omega 3 ú omega 6: pescados y mariscos. Estas grasas son muy delicadas: resultan tan sensibles a la oxidación que deben ser protegidas por compuestos naturales llamados antioxidantes, que abundan en frutas, verduras y especias, frutos rojos, espinaca, café y palta.

Por su parte, los huevos, nueces y semillas son fuentes de nutrientes múltiples del cerebro, incluidas grasas monoinsaturadas, vitaminas y minerales. Y por último, el vino mostró ser una excelente fuente de resveratrol y flavonoides.

* Pescados y mariscos

Los pescados, especialmente los de mar profundo o arroyos de montaña (salmón, caballa, atún, arenque, sardinas, anchoastrucha), son la mejor fuente de grasas esenciales, de las cuales depende el cerebro para funcionar correctamente. Estas grasas, los ácidos grasos omega 3, son moléculas altamente insaturadas que le dan a las membranas de las células del cuerpo la flexibilidad y fluidez necesarias para funcionar correctamente.

¿Por qué pescados de aguas profundas o frías? Porque se alimentan de algas que producen estos ácidos grasos. Así, el omega 3 se almacena en las células grasas o hígado de los peces. Los peces que viven en agua fría contienen más grasa y, por ende, guardan más omega 3. Sigue leyendo

Anuncios

Champaña, frutos secos y chocolate ayudan al corazón

Algunos alimentos benefician particularmente la salud cardiovascular

Aunque ya pasó el Día de los Enamorados, siempre es conveniente cuidar al corazón querido. Algunos alimentos son particularmente beneficiosos para la salud cardiológica.

“Hay muchos alimentos saludables para el corazón”, expresa Luigi Gratton, vicepresidente de Educación de Nutrición de la empresa Herbalife, por lo que recomienda un menú lleno de salud.

Una buena forma de empezar es con una ensalada de colores, con zanahorias, tomates y espinacas, con alto contenido de carotenoides que son pigmentos antioxidantes, acompañada de un poco de aguacate porque su grasa saludable ayuda al cuerpo a absorber los compuestos beneficiosos y salpicada de frutos secos como pistachos, almendras y nueces tostadas, pues tienen fitosterol, que ayudan a mantener saludables los niveles de colesterol.

Los pescados de mar poseen alto contenido de grasas saludables Omega-3, por lo que ayudan a nivelar triglicéridos y colesterol y colocarlos dentro del rango normal, por lo que se sugiere que sean el plato fuerte de una comida dedicada al corazón. Esto mejora si se consumen atunes, sardinas o salmón pues, debido a que crecen en aguas frías o profundas, acumulan más grasas omegas, además de ser pescados disponibles en el mercado venezolano. Sigue leyendo

Fast food, pero para bajar de peso

Los llamados reemplazos de comida están demostrando ser una alternativa efectiva para quemar tejido graso

Domingo 3 de enero de 2010 | Publicado en edición impresa
Daniel E. Arias
Para LA NACION

Tres investigaciones acaban de revalorizar los reemplazos de comida (RC) como armas de salud pública, un campo en el que nunca figuraron. Reforzados con suplementos proteicos permiten alcanzar ese Santo Grial de la dietética: bajar de peso, quemando sólo tejido adiposo, sin pérdidas debilitantes de masa muscular. Además, parecen más efectivos que las dietas restrictivas habituales para combatir el síndrome metabólico (un “combo” de obesidad abdominal, más hipertensión arterial, más colesterol, más alta glucemia). Sigue leyendo

Comer pochoclo y gaseosa en el cine es igual a consumir tres hamburguesas, según estudio

Ese ‘combo’ de cine tiene 60 gramos de grasas saturadas, lo recomendado para tres días.

Los amantes del cine que llevan palomitas de maíz y un refresco a la sala para disfrutar mientras miran una película podrían estar comiendo el equivalente a tres hamburguesas ‘cuarto de libra’ de McDonald’s con 12 cucharadas de manteca, según indicó un estudio.

Un análisis de laboratorio de la comida que se vende en los cines de Estados Unidos reveló que un paquete de palomitas de maíz mediano y un refresco contienen 1.160 calorías. Sigue leyendo

La comida chatarra aumenta el riesgo de deprimirse

Generalmente se piensa que una dieta poco equilibrada sólo afecta el bienestar físico. Sin embargo, un equipo de investigadores de Gran Bretaña encontró que alimentarse con muchas comidas procesadas aumenta el riesgo de desarrollar una depresión. A su vez, recalcaron que una dieta rica en frutas, vegetales y pescado protege a las personas de sufrir este mal.

La depresión consiste en una seria alteración del estado de ánimo que puede durar un corto tiempo o ser más permanente. Se expresa con varios síntomas, como la tristeza profunda, la irritabilidad, una disminución en el rendimiento general, el decaimiento, entre muchos otros.

Para averiguar la incidencia de la dieta en la depresión se trabajó con 3.500 personas de alrededor de 55 años de edad. Al comenzar el estudio, se presentó a los voluntarios un cuestionario donde detallaron su tipo de dieta y alimentación. A su vez, se analizó el riesgo sufrir una depresión en cada uno de ellos. Sigue leyendo

No dejes pasar esta Oportunidad

Las Fibras ayudan a la reducción de la cintura

NUEVA YORK (Reuters Health) – Un nuevo estudio demuestra que comer apenas un poco más de fibra tendría gran impacto en la reducción del tamaño de cintura de los jóvenes en Estados Unidos.

Los adolescentes latinos que aumentaron el consumo de fibra durante dos años lograron disminuir significativamente la cantidad de grasa alrededor de la cintura, mientras que en los jóvenes que comieron menos fibra creció el tamaño abdominal.

Estas fueron las conclusiones del equipo de Jaimie N. Davis, de la Escuela de Medicina de Keck, en la University of Southern California en Los Angeles.

El equipo estaba estudiando la grasa abdominal, que es la más peligrosa porque aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedad cardíaca. Sigue leyendo